Diciembre 2016. Volumen 12. Número 4

La introducción precoz del huevo y el cacahuete parece disminuir el riesgo de alergia

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Valoración: 0 (0 Votos)
Suscripción gratuita al boletín de novedades
Reciba periódicamente por correo electrónico los últimos artículos publicados
Suscribirse
Imprimir
Añadir a biblioteca
Comentar este artículo

AVC | Artículos Valorados Críticamente

Lerodiakonou D, Garcia-Larsen V, Logan A, Groome A, Cunha S, Chivinge J, et al. Timing of allergenic food introduction to the infant diet and risk of allergic or autoimmune disease: a systematic review and meta-analysis. JAMA. 2016;316:1181-92.

Revisores: Aparicio Rodrigo M1, Albi Rodríguez M.S2.
1CS Entrevías. Departamento de Pediatría. Facultad de Medicina. Universidad Complutense de Madrid. Madrid. España.
2Sección de Neumología y Alergia Infantil. Hospital Universitario 12 de Octubre. Madrid. España.
Correspondencia: María Aparicio Rodrigo. Correo electrónico: m.a.rodrigo@telefonica.net
Fecha de recepción: 13/12/2016
Fecha de aceptación: 15/12/2016
Fecha de publicación: 21/12/2016

Resumen

Conclusiones de los autores del estudio: la introducción precoz del huevo o el cacahuete en la dieta infantil se asoció con una disminución del riesgo de alergia a dichos alimentos. Los resultados de esta revisión se deben considerar en el contexto de las limitaciones de los estudios primarios.

Comentario de los revisores: probablemente no haya justificación para retrasar la introducción de algunos alimentos como el huevo y el cacahuete con el fin de prevenir la alergia a los mismos e incluso esta recomendación sea perjudicial. Falta evidencia para hacer una recomendación sobre el momento más adecuado de introducirlos.

Cómo citar este artículo

Aparicio Rodrigo M, Albi Rodríguez MS. La introducción precoz del huevo y el cacahuete parece disminuir el riesgo de alergia. Evid Pediatr. 2016;12;59.

AVC | Artículos Valorados Críticamente

Lerodiakonou D, Garcia-Larsen V, Logan A, Groome A, Cunha S, Chivinge J, et al. Timing of allergenic food introduction to the infant diet and risk of allergic or autoimmune disease: a systematic review and meta-analysis. JAMA. 2016;316:1181-92.

Revisores: Aparicio Rodrigo M1, Albi Rodríguez M.S2.
1CS Entrevías. Departamento de Pediatría. Facultad de Medicina. Universidad Complutense de Madrid. Madrid. España.
2Sección de Neumología y Alergia Infantil. Hospital Universitario 12 de Octubre. Madrid. España.
Correspondencia: María Aparicio Rodrigo. Correo electrónico: m.a.rodrigo@telefonica.net
Fecha de recepción: 13/12/2016
Fecha de aceptación: 15/12/2016
Fecha de publicación: 21/12/2016

Resumen Estructurado

Objetivo: analizar la evidencia publicada sobre la relación entre el momento de introducción de nuevos alimentos en la dieta y el desarrollo de enfermedades alérgicas o autoinmunes.

Diseño: revisión sistemática (RS) con metanálisis (MA).

Fuentes de datos: búsqueda en Cochrane Library, EMBASE, LILACS, MEDLINE, Web of Science y un registro online sobre ensayos clínicos internacionales de la Organización Mundial de la Salud, entre enero 1946 y marzo 2016. Se incluyeron ensayos clínicos, estudios observacionales y revisiones sistemáticas de alta calidad sobre la relación entre la edad de introducción (en el primer año de vida) de alimentos potencialmente alergénicos y el desarrollo de alergia alimentaria o enfermedad autoinmune a cualquier edad. Los descriptores utilizados se detallan en el suplemento.

Selección de estudios: de 16289 publicaciones originales, se seleccionaron 204 publicaciones y 146 estudios. Para evaluar el riesgo de aparición de alergia alimentaria se seleccionaron 93 estudios (cinco ensayos clínicos y 69 observacionales) y para la enfermedad autoinmune 53 estudios (cinco ensayos clínicos y 48 observacionales). La calidad de la evidencia se valoró mediante el método GRADE.

Extracción de datos: se evaluó la aparición de sibilancias, eccema, rinitis alérgica, alergia alimentaria (reacción de hipersensibilidad al alimento reproducible), sensibilización alérgica (presencia de IgE específica a un alérgeno), diabetes mellitus tipo 1, enfermedad celíaca, enfermedad inflamatoria intestinal, artritis reumatoide juvenil, psoriasis y vitíligo. El riesgo de sesgo en general fue bajo. Se realizaron análisis específicos para los resultados positivos o de alta certeza.

Se han combinado los estudios según el método de efectos aleatorios, valorándose la heterogeneidad mediante la I2, no se hizo MA cuando la I2 era superior al 80%. Se hizo análisis de sensibilidad en los metanálisis con cinco o menos estudios. Se valoró también el sesgo de publicación mediante gráficos de embudo (funnel plots) y el test de Egger.

Resultados principales: la introducción de huevo a los 4-6 meses de edad presentó una disminución del riesgo de desarrollar alergia: riesgo relativo (RR) de 0,56; intervalo de confianza del 95% (IC 95): 0,36 a 0,87, I2 36%. La introducción de cacahuete entre los 4-11 meses de edad se asoció también a una disminución del riesgo (RR: 0,29; IC 95: 0,11 a 0,74), I2 del 66%. Ambos con un grado de evidencia moderada. La introducción del gluten no se asocia a un aumento en su sensibilización (RR: 1,22; IC 95: 0,81 a 1,83; I2 del 46%), con un grado de evidencia alto. No se encontró relación entre el momento de introducción de la leche y el desarrollo de alergia (RR: 0,76; IC 95: 0,32 a 1,78; I2 del 0%). El momento de introducción del huevo, cacahuete o leche no se relacionó con un aumento de sensibilización a los mismos. No hay resultados concluyentes respecto al resto de síntomas estudiados.

Conclusión: la introducción temprana del huevo o cacahuete se ha asociado a menor riesgo de desarrollo de alergia a dichos alimentos. Estos resultados deben interpretarse teniendo en cuenta la limitación de los estudios primarios en los que se basa el análisis de datos, la RS.

 

Conflicto de intereses: todos los autores salvo uno recibieron remuneración económica por parte de la agencia que financió el estudio. El otro recibió remuneración económica de Imperial Consultants.

Fuente de financiación: el trabajo ha sido financiado por la agencia estatal de alimentos de Reino Unido y apoyado por varios institutos de investigación.

Comentario Crítico

Justificación: el retraso en la introducción de alimentos en el lactante ha sido una práctica habitual apoyada en una supuesta prevención de alergia a los mismos. En las últimas décadas se han publicado estudios que no solo desmienten este hecho, sino que además sugieren que la introducción precoz de alimentos podría prevenir esta alergia, aunque no todos llegan a la misma conclusión1. Los autores del artículo realizan una RS para analizar la evidencia disponible sobre el tema.

Validez o rigor científico: es una RS de buena calidad metodológica, con una adecuada definición de objetivos y estrategia de búsqueda y definición de criterios de inclusión. No se definen los criterios de exclusión. El riesgo de sesgo, analizado con metodología válida, fue alto en la mayoría de los estudios incluidos (70-80%), principalmente por las elevadas pérdidas y falta de control de factores de confusión. El nivel de evidencia valorado con GRADE fue bajo. Se utilizó un modelo de efectos aleatorios. Se valoró la heterogeneidad mediante la I2, realizando MA solo si esta era menor del 80%. Se hizo un análisis secuencial posterior.

Importancia clínica: los niños en los que se introdujo el huevo entre los 4-6 meses de vida tuvieron un 56% menos de probabilidad de desarrollar alergia al huevo. Esto supone una reducción absoluta de riesgo de 24 casos/1000 niños (cinco ECA; I2 del 36%). El análisis secuencial ajustado a la heterogeneidad para este efecto sugiere que para confirmarlo se precisan nuevos estudios. La introducción del cacahuete entre los 4-11 meses de vida disminuyó un 29% la alergia al cacahuete (dos ECA; I2 del 66%), con una reducción absoluta de riesgo de 18 casos/1000 niños. No se pudo hacer análisis secuencial para este efecto, por lo que se debe tomar el resultado con cautela. El momento de la introducción de la leche de vaca no afectó a la incidencia de alergia de la misma (dos ECA; I2 del 0%). La introducción precoz del gluten no se relacionó una mayor incidencia de enfermedad celíaca (cuatro ECA; I2 del 46%) No se pudieron sacar conclusiones del resto de las variables debido a la heterogeneidad de los estudios. La importancia clínica del efecto encontrado es alta dado el riesgo potencial, con riesgo vital en ocasiones, de la alergia al huevo o al cacahuete en niños. Máxime cuando estos están en ocasiones ocultos en otros alimentos y es difícil controlar su ingesta. Los resultados coinciden con el consenso de las principales asociaciones en relación con la introducción precoz del cacahuete2, y sugieren que las recomendaciones actuales sobre el retraso en la introducción de alimentos3,4 deberían revisarse. Dado que la calidad de la evidencia es moderada-baja, y a la baja calidad de los estudios primarios, estas recomendaciones no se deben tomar al pie de la letra y no justificarían la introducción de alimentos antes de los seis meses de vida, cuando la lactancia materna es la alimentación recomendada, pero sí una introducción más precoz del huevo y el cacahuete.

Aplicabilidad en la práctica clínica: el retraso en la introducción de determinados alimentos que considerábamos más alergénicos podría favorecer el desarrollo de alergia a los mismos. A la luz de los datos disponibles, parece más razonable introducirlos junto al resto de los alimentos sin insistir en una introducción muy precoz (4-6 meses) hasta que haya más evidencia al respecto. Supone una medida sin coste adicional, aparentemente segura y con un posible beneficio importante para el niño.

Conflicto de intereses de los autores del comentario: no existe.

Cómo citar este artículo

Aparicio Rodrigo M, Albi Rodríguez MS. La introducción precoz del huevo y el cacahuete parece disminuir el riesgo de alergia. Evid Pediatr. 2016;12;59.

Bibliografía

  1. Perkin MR, Logan K, Tseng A, Raji B, Avis S, Peacock J, et al. Randomized trial of introduction of allergenic foods in breast-fed infants. N Engl J Med. 2016;374:1733-43.
  2. Fleischer DM, Sicherer S, Greenhawt M, Campbel D, Chan E, Murano A, et al. Consensus communication on early peanut introduction and the prevention of peanut allergy in high-risk infants. J Allergy Clin Immunol. 2015;136:258-61.
  3. Muraro A, Halken S, Arshad SH, Beyer K, Dubois AEJ, Du Toit G, et al. EAACI food allergy and anaphylaxis guidelines: primary prevention of food allergy. Allergy. 2014;69:590-601.
  4. Chan ES, Cummings C, Atkinson A, Chad Z, Francoeur MJ, Kirste L, et al. Dietary exposures and allergy prevention in high-risk infants: a joint position statement of the Canadian Society of Allergy and Clinical immunology and the Canadian Paediatric Society. Allergy Asthma Clin Immunol. 2014;10:45.

Artículos relacionados

AT | La exposición precoz al cacahuete permite desarrollar una protección sostenida en niños de alto riesgo

Aizpurua Galdeano MP. La exposición precoz al cacahuete permite desarrollar una protección sostenida en niños de alto riesgo. Evid Pediatr. 2016; 12;68.

Traducción autorizada del: NIHR Dissemination Centre (NIHR Signal). Early exposure to peanut snacks can lead to sustained protection in high-risk children. National Institute for Health Research. NIHR Dissemination Centre. Tipo de informe: Resúmenes “NIHR SIGNAL” [en línea] [fecha de actualización: 2016; fecha de consulta: 21-7-2016]. Disponible en: https://discover.dc.nihr.ac.uk/portal/article/4000307/early-exposure-to-peanut-snacks-can-lead-to-sustained-protection-in-high-risk-children

Retrasar la introducción de determinados alimentos en la dieta de los bebés puede aumentar el riesgo de alergia

21/12/2016

¿Qué se sabe sobre el tema?

La diversificación alimentaria es el proceso en el que se añaden progresivamente distintos alimentos en la dieta de los bebés cuando dejan de comer solo leche. Ha sido una recomendación habitual retrasar la introducción de determinados alimentos (como el huevo o los frutos secos) a los que es más frecuente tener alergia con el fin de intentar prevenirla. Sin embargo, últimamente se han realizado muchos estudios que sugieren que empezar pronto con estos alimentos no solo no aumenta el riesgo de alergias sino que incluso podría disminuirlo. En este artículo se han buscado todos los estudios científicos de calidad sobre el tema publicados en los últimos 70 años y se han puesto en común sus resultados.

Resultados del estudio

Se analizaron los resultados de 93 estudios sobre aparición de alergia alimentaria y 53 sobre otras enfermedades como la diabetes, la enfermedad celíaca o la artritis reumatoide. Respecto a esta segunda parte no se pudo llegar a conclusiones válidas. En relación con la alergia, sí se vio reducción del riesgo con el huevo si se introducía en torno a los 6 meses de edad y con los cacahuetes antes de los 11 meses. No se encontró relación entre el momento de introducción de la leche de vaca o el gluten y la aparición de alergia a estos alimentos.

Limitaciones del estudio

Muchos de los estudios incluidos en esta revisión tienen limitaciones en cuanto a su calidad. Además, como son muy diferentes entre sí, combinar sus resultados puede conducir a error.

Conclusiones prácticas

Aun no hay datos para recomendar introducir estos alimentos antes de los 6 meses de edad, etapa en la que la lactancia materna sigue siendo la alimentación recomendada. A partir de ese momento, introducir precozmente alimentos potencialmente alergénicos puede reducir la aparición posterior de alergia a los mismos. Esto se ha observado especialmente con el huevo y los cacahuetes (aunque conviene recordar que los frutos secos enteros nunca se deben dar a los niños menores de 3 años por riesgo de atragantamiento).

Más información en:

Comentario asociado