Las medicinas alternativas o complementarias y su uso en los niños

Artículo publicado el 19/10/2011

¿Qué se sabe del tema?

Las medicinas complementarias, alternativas o naturales se utilizan para tratar y aliviar muchas enfermedades. Entre las más utilizadas están la homeopatía, las plantas medicinales, la acupuntura, la hipnosis, la aromaterapia y la osteopatía.

Las medicinas alternativas están basadas en conocimientos tradicionales y hay menos pruebas científicas acerca de su eficacia y también de su seguridad. Muchas personas las utilizan para tratar ciertas dolencias o enfermedades, y con la creencia de que al ser de origen natural no tienen efectos perjudiciales.

En este artículo se revisan los trabajos publicados en revistas científicas sobre niños con distintas enfermedades tratados con algunas medicinas alternativas, para intentar saber si  resultan eficaces para tratar dichas enfermedades y si tienen algún efecto perjudicial.

Resultados principales del estudio: los autores del estudio analizan si la acupuntura, la homeopatía, los tratamientos con hierbas medicinales, los tratamientos quiroprácticos y la hipnosis son eficaces. Llegan a la conclusión de que las medicinas alternativas valoradas no han demostrado ser eficaces en niños con dolencias como el cólico del lactante, la enuresis (mojar la cama) o el asma. Los estudios incluidos en la revisión son de baja calidad según los criterios internacionalmente establecidos y, por tanto, todos los resultados deben ser valorados con especial precaución.

Comentario de los efectos adversos si los hay: no se evalúan de forma adecuada los posibles efectos perjudiciales de estos tratamientos; entre otras cosas, porque los estudios se realizan en grupos pequeños de niños, lo que disminuye la posibilidad de encontrar efectos nocivos poco frecuentes.

Existen dudas sobre la seguridad de estos productos, pues, aunque se pueden dispensar en farmacias, no están sujetos a los controles de seguridad exigidos a los medicamentos.

Comentario breve de cualquier limitación de la revisión: los estudios incluidos en la revisión son muy diferentes unos de otros en la manera en que están realizados, por lo que no se pueden comparar ni generalizar sus resultados. Cuando encuentran algún resultado beneficioso, este es de tan poca importancia, que no merece la pena hacer los tratamientos.

Artículo completo >