¿Sirven para algo las bebidas deportivas y otros productos para el deporte?

Artículo publicado el 14/11/2012

¿Qué se sabe del tema?

En los últimos años se ha producido un gran aumento del consumo de productos deportivos como bebidas deportivas, suplementos, ropa y calzado. La utilización de estos productos viene apoyada por la publicidad de las empresas que las comercializan, que afirman que su utilización mejora el rendimiento deportivo y ayudan a la recuperación tras realizar ejercicio.

Resultados principales del estudio

En el estudio, realizado en Gran Bretaña, se analiza si las ventajas anunciadas de los productos deportivos están basadas en estudios científicos de calidad. Para ello revisan 1807 anuncios prodecentes de 92 revistas y 53 sitios web.

Se encontraron 74 estudios que afirman que los productos anunciados aceleran la recuperación y mejoran el rendimiento deportivo. De ellos, unicamente tres estudios eran de calidad alta, y ninguno de ellos detecta que el producto sea eficaz.

En conjunto, no hay pruebas que demuestren que la utilización de productos deportivos como bebidas deportivas, suplementos, ropa y calzado mejora el rendimiento deportivo

Las bebidas deportivas, con azúcares y sales, también anuncian que mejoran la hidratación, pero los estudios disponibles no aportan pruebas suficientes respecto a si son superiores a beber agua en respuesta a la sensación de sed.

Comentario de los efectos secundarios si los hay

Este estudio no analiza los efectos perjudiciales de estos productos, no obstante hace referencia al coste económico que suponen. Sin embargo existen en el mercado bebidas energéticas que incluyen productos estimulantes que pueden ser perjudiciales sobre todo para niños y adolescentes. Además las bebidas que contienen azúcares pueden contribuir a la obesidad y a la producción de caries.

Comentario breve de cualquier limitación de la revisión

El estudio se ha llevado a cabo en publicaciones en inglés en el Reino Unido y en Estados Unidos, no obstante la situación parece similar a la de nuestro entorno.

Artículo completo >