El crecimiento de los niños asmáticos que utilizan corticoides inhalados

Artículo publicado el 17/10/2012

¿Qué se sabe del tema?

El asma es una enfermedad muy frecuente en la infancia. Se caracteriza por una inflamación de los bronquios (conductos por los que circula el aire en los pulmones) y una tendencia de los mismos a estrecharse de forma transitoria (hiperreactividad bronquial). Cuando esto ocurre, se produce tos seca, sensación de falta de aire y dificultad para respirar.

Si un niño tiene síntomas importantes o muy frecuentes es necesario que reciba un tratamiento continuado para prevenirlos.

Los medicamentos que han demostrado ser más eficaces son los corticoides inhalados. Uno de los problemas de los corticoides inhalados es que pueden afectar el crecimiento, sobre todo durante el primer año en el que se administran. Sin embargo al llegar a adultos, al comparar los niños que habían tomado corticoides frente a los que no, los estudios encuentran que la talla final no se modifica

Resultados principales del estudio

Este estudio compara la talla adulta de casi 1000 personas asmáticas. Se inició cuando los niños tenían entre cinco y doce años de edad. Se les separó en dos grupos; unos se trataron con corticoides inhalados durante unos años y otros no. Se les evaluó cuando ya habían acabado de crecer. El grupo que recibió tratamiento tuvo una talla final aproximadamente un centímetro menos que el grupo que no recibió tratamiento. La diferencia fue mayor en mujeres que en hombres y también cuando los corticoides inhalados se iniciaron antes de los ocho años de edad.

Comentario de otros efectos del tratamiento

Los niños que recibieron corticoides inhalados tuvieron menos problemas debidos al asma que los que no los tomaban (menos ingresos en el hospital, menos visitas a urgencias, menos días con tos o dificultad respiratoria).

En este estudio no se miden otros posibles efectos perjudiciales de los corticoides.

Comentario de las limitaciones del estudio

Existen factores, aparte de los corticoides inhalados, que pueden alterar la talla como la utilización de otros medicamentos, el número y la gravedad de las crisis asmáticas u otras enfermedades. No se dan datos en el estudio sobre estos aspectos por lo que, puede que la diferencia de talla encontrada no se debe exclusivamente al uso de corticoides inhalados.

Artículo completo >