La sustitución de bebidas azucaradas por edulcoradas en niños con peso normal podría ayudar a controlar el aumento de peso

Artículo publicado el 20/03/2013

Importancia del tema:

  • Algunos estudios publicados coinciden en que el consumo de bebidas azucaradas podría ser un factor de riesgo para desarrollar obesidad en la infancia, sin que nutricionalmente tengan ningún efecto beneficioso.
  • Un índice de masa corporal (se calcula dividiendo el peso entre la talla elevada al cuadrado) superior al 95% del esperado para la edad en la infancia tiende a perdurar.
  • En el adulto, el sobrepeso se asocia a diabetes tipo 2, cáncer, enfermedades cardiovasculares y muerte antes de los 55 años de edad.

Resultados del estudio

Se encontró que los niños que tomaron bebidas edulcoradas en lugar de azucaradas, engordaron 1 kg menos. En estas edades hay que tener en cuenta el peso que se gana con el aumento de talla. Al ajustar la ganancia de peso al aumento de talla se encontró que los niños que tomaron bebidas edulcoradas ganaron 800 g menos.

Limitaciones del estudio

Se trata de un estudio llevado a cabo en una población muy amplia con dificultades para el control. De hecho, a lo largo del seguimiento se perdieron el 26% de los pacientes, lo que podría afectar al resultado final del estudio.

No se tuvieron en cuenta otros factores que pueden influir en el aumento de peso a esta edad (como el ejercicio y las horas de televisión u ordenador), aunque los autores consideran que estarían equilibrados entre los grupos.

No se tuvo en cuenta lo que pasó durante el periodo vacacional, ya que no se contabilizó para el estudio, lo que pudo influir en los resultados.

Artículo completo >