La gastroenteritis aguda y la lactosa de la dieta

Artículo publicado el 02/04/2014

¿Qué se sabe del tema?

La lactasa es la sustancia que digiere la lactosa, azúcar fundamental de la leche. En la gastroenteritis aguda infantil es frecuente que se produzca un descenso transitorio de lactasa en el intestino. Esto podría hacer que la diarrea durara más tiempo. Hasta el momento no se ha podido demostrar que la disminución o retirada de la lactosa de la alimentación acelere la curación de la diarrea. El trabajo que valoramos habla de posibilidad de beneficio de la reducción de la ingesta de lactosa en niños con diarrea aguda.

Resultados del estudio

Se buscaron todos los ensayos clínicos sobre el tratamiento de la diarrea en niños menores de 5 años, bien tratados con leche sin lactosa (22 estudios) o con leche baja en lactosa (11). No se observaron diferencias en ninguna de las variables realmente importantes como la necesidad de ingresar en un hospital o el grado de deshidratación (medida por la pérdida de peso). Sólo se encontró que los niños que no tomaban lactosa tardaban algo menos en hacer una deposición normal (media de 18 horas de diferencia). En los estudios con dietas bajas en lactosa esta diferencia era aun menor.

Limitaciones del estudio

La mayor parte de los niños proceden de estudios en hospitales. Esto impide valorar adecuadamente lo que ocurriría en pacientes menos graves (que son los que acuden a su pediatra de atención primaria). No se incluyen datos en países en vías de desarrollo así que no sabemos que ocurriría en este medio donde las diarreas producen mayores problemas. Además, la mitad de los estudios son algo antiguos (anteriores a 1990).

Conclusiones prácticas

El estudio tiene limitaciones. Además, la disminución de la duración de la diarrea en 18 horas de media con la retirada de la lactosa de la dieta es una ganancia muy escasa. Unido esto a la recuperación espontánea de los niños con diarrea en la mayoría de los casos no parece recomendable retirar la lactosa de forma sistemática en niños menores de 5 años con gastroenteritis.

Artículo completo >