El consumo de alcohol durante el embarazo se asocia a problemas del desarrollo neurológico del niño

Artículo publicado el 28/01/2015

¿Qué se sabe del tema?

El consumo de alcohol durante el embarazo puede dañar el desarrollo del feto. Un daño que se puede producir en el bebé es el trastorno alcohólico-fetal, en el que se produce una alteración del desarrollo mental o inteligencia del niño. Pero también se ha observado que los niños que han estado expuestos al alcohol durante el embarazo, también tienen problemas en la motricidad gruesa, que es la que les permite jugar a la pelota y tener coordinación para saltar o correr bien.

Resultados del estudio

En un trabajo publicado se revisan los estudios que analizan la relación entre el consumo de alcohol durante el embarazo y el desarrollo psicomotor del niño. Se seleccionaron los de mejor calidad y los que hacían hincapié en el desarrollo de las habilidades motoras.

Los resultados fueron bastante claros: los niños que tenían problemas en el desarrollo de la inteligencia, frecuentemente también tenían problemas para adquirir habilidades motoras.

Limitaciones del estudio

El principal problema de este tipo de estudios es que la definición de “problema motor” no es igual en todos los trabajos y que no se pasa la misma encuesta ni se hace el mismo tipo de seguimiento en todos los niños.

Conclusiones prácticas

La primera y más importante conclusión es seguir insistiendo en que las mujeres embarazadas eviten cualquier consumo de alcohol. Y la segunda es que dentro del seguimiento que se realiza a los niños expuestos al alcohol, además de supervisar la inteligencia y el lenguaje, también hay que revisar las habilidades motoras, ya que pueden necesitar ayuda en ese campo.

Más información en: http://enfamilia.aeped.es/

Artículo completo >