El riesgo de reactivación del virus de la varicela (herpes zoster) es mayor en niños que pasan la enfermedad que en niños vacunados

Artículo publicado el 15/07/2015

¿Qué se sabe sobre el tema?

El herpes zóster, conocido coloquialmente como “culebrilla”, es una erupción generalmente dolorosa que produce el mismo virus que la varicela. Tras pasar una varicela el virus queda inactivo en determinados nervios y puede reactivarse muchos años después en forma de herpes. La vacuna de la varicela está formada por virus de varicela “debilitados” para que activen las defensas pero sin producir enfermedad o, si la producen, ésta sea muy leve.

Con el objetivo de conocer el riesgo de tener herpes zóster entre los niños que pasan la varicela de forma natural y  los niños vacunados frente a la varicela, se realiza un estudio que se describe a continuación.

Resultados del estudio:

De un registro nacional realizado en Taiwan, donde se recoge la información médica de todos los ciudadanos, se estudiaron los niños menores de 12 años que hubieran pasado la varicela entre 2000 y 2006 y se miró cuántos de ellos tuvieron un herpes zoster hasta el año 2008. En 2004 se inició en este país la vacunación de varicela, se miró también cuantos de los niños vacunados que no hubieran pasado la varicela tenían herpes zóster hasta 2008 y se compararon ambos grupos.

En el estudio encuentran que en cada año, el porcentaje de niños que tienen un herpes zóster es casi el triple en aquellos niños que pasaron la varicela que en los niños vacunados frente a la varicela, especialmente en aquellos niños que tuvieron la varicela entre el año y los dos años de edad. A partir del año en que se comenzó con la vacunación de la varicela, se observó un aumento de los casos de herpes zóster en niños que hubieran pasado la varicela cuando ya eran mayores de dos años de edad.

Limitaciones del estudio:

El tiempo en el que se observa si aparece el herpes zóster podría ser corto, especialmente en el grupo de niños vacunados. Puede que si se siguieran más tiempo apareciera más herpes zóster del que se ha visto en el estudio.

Conclusiones prácticas:

La vacuna frente a la varicela, además de la disminución de la enfermedad y sus complicaciones que se ha demostrado en otros estudios, disminuye la frecuencia de herpes zóster posterior. Queda pendiente estudiar si esta disminución se mantiene cuando ha pasado más tiempo tras la vacunación.

Más información en:

Resultados de la vacuna de la varicela en España: http://evidenciasenpediatria.es

Artículo completo >